top of page

Spot y minidrama ganaron el festival

PREMIACIÓN. El jurado detectó el bajo nivel general de los videos presentados. Algunas categorías fueron declaradas desiertas



Liliana Colanzi

Oscuros, densos, pesimistas, violentos. Así definió el jurado del III Festival de Video Universitario (Fenavid) a la mayoría de los 150 videos de seis departamentos (La Paz, Cochabamba, Santa Cruz, Oruro, Potosí y Sucre) que compitieron este año en las diferentes categorías.

Anoche en la Casa de la Cultura se otorgó el Premio Fenavid al Mejor trabajo presentado, que este año fue entregado a dos obras: al spot 'Jugando a matar, dirigido por María Antonieta Prest, de la Escuela Audiovisión (Santa Cruz), y al minidrama 'Sin salida', dirigido por Álvaro Olmos, de la Universidad Católica de Cochabamba.

'Jugando a matar' impactó por el mensaje que sostiene que aunque no hay mucho qué hacer por solucionar las guerras, sí se puede salvar a los niños que viven en medio de ellas. De este spot destacaron el impacto visual y la calidad en cuanto a edición, producción y dirección.

'Sin salida' narra la historia de un joven envuelto en el mundo de las drogas, que es golpeado y rechazado antes de comprender que su vida puede cambiar. El jurado valoró especialmente las actuaciones y la puesta en escena.

Marcos Loayza (cineasta), Rodrigo Bellott (cineasta), Miguel Chávez (videasta) y Eduardo López (director del Concejo Nacional de Cine, Conacine), coincidieron ayer en que las temáticas trágicas y desesperanzadas que se vieron son signos de la confrontación de una generación con una realidad contradictoria e insegura. "Son muy pocos los videos en los que no exista un arma, donde no haya una voluntad de muerte, suicidio, o un cuestionamiento a la vida por el lado oscuro", afirmó López.

Pese a la gran afluencia de trabajos presentados, que ha superado a las versiones anteriores, el jurado acusó un bajo nivel en buena parte de los videos, al punto de que varias categorías resultaron desiertas. Hubo propuestas convencionales, editadas 'a la rápida', exageradamente largas, aburridas, tímidas.

"La generación actual ha visto más películas que yo, pero no respetan su propia voz, no corren riesgos", declaró Loayza, que se sintió "en el deber de putear" a los participantes (en buena onda, por supuesto), para que asumieran más compromiso y amor por el oficio de videastas. Loayza criticó el hecho de que muchos videoclips presentados sólo utilizaban la voz del cantante y recreaban la historia con otros personajes, lo que le pareció una falta de ética. De igual modo, deploró la escasa investigación de mostrada en los documentales, salvo algunas excepciones.

Eduardo López, no menos incisivo, consideró que las ficciones pecan de "una absoluta falta de economía del tiempo", que redunda en el irrespeto hacia el espectador.

Rodrigo Bellott instó a los jóvenes a "jugarse la vida", hacer trizas el conformismo y cuestionar la realidad a través de la imagen audiovisual. El cineasta rechazó la protesta de una de las participantes del II Encuentro Nacional de Videastas Universitarios, que calificó de 'decadentes' a las condiciones en que se debaten los videastas jóvenes. "No me interesa la parte técnica, lo que me importa es que me cuenten una buena historia", aseguró.

Por su parte, Miguel Chávez sostuvo que en la actualidad existe un mayor acceso a la información que hace diez años, por lo que no se puede disculpar el bajo nivel general.

En el acto de premiación de anoche, se homenajeó al destacado documentalista Jorge Ruiz con un Premio al aporte audiovisual y se otorgó trofeos a los ganadores. Hubo también otros galardones especiales como el Premio WWF Bolivia a la temática ambiental, que cayó sobre el spot 'El destructor', de la Escuela Audiovisión, y un Premio a la mejor representación, entregado también a la Escuela Audiovisión. Alejandro Fuentes, director de la Fundación Audiovisual (Fundav), institución organizadora del festival, señaló que el Conacine ha firmado un acuerdo con Fundav para proporcionar seis becas de estudios, de las que aún no se conocen los beneficiarios.

Alejandro Fuentes Director De La Fundación Audiovisual (Fundav)

PARTICIPARON MÁS, PERO CON BAJA CALIDAD

El festival ha crecido de sobremanera, ya tiene un posicionamiento. No hay duda de que el Fenavid es un referente del audiovisual joven en Bolivia, en eso concuerdan todos los jurados. Sin embargo, aunque en esta versión hubo mayor participación, el año pasado tuvo mayor calidad. Yo creo que hay que considerar cuatro aspectos: por una parte, los profesores deberían exigir más a sus alumnos; por otro lado, no es que haya falta de creatividad, sino de autoexigencia, no existe compromiso; se observa una falta de coherencia nacional en la formación de los estudiantes; y por último, no solamente se debe enseñar a los alumnos, sino también capacitar a los profesores.

El festival debe tener el rigor y disciplina suficientes para que sea visto como uno de los más exigentes y aclamados de Bolivia. Además, los festivales generalmente son la puerta para que los estudiantes puedan trabajar, y si a un ganador del Fenavid lo contratan para realizar un video, el contratador no se puede llevar un chasco.

Es muy halagador el hecho de que hayan venido estudiantes de todo el país. Esto ha significado más cantidad de público para los videos. Además, es muy importante que toda Bolivia esté aquí.

Los jóvenes hablaron de sus dificultades

De forma paralela al festival, que arrancó el 1º de octubre y concluyó ayer, se llevó a cabo el II Encuentro Nacional de Videastas Universitarios, en el que los jóvenes estudiantes de Comunicación Social dieron rienda suelta a sus preocupaciones, quejas y propuestas.

Los alumnos mencionaron las grandes carencias técnicas en cuanto a equipo audiovisual en las universidades, que los obliga a alquilar cámaras o islas de edición. Señalaron también la rigidez de ciertos profesores que 'castran' las ideas innovadoras e imponen su criterio, la falta de recursos y el escaso nivel de los talleres de televisión y video de las universidades. Por otra parte, realizaron una autocrítica sobre la poca exigencia personal de los alumnos al momento de crear.

LOS GANADORES

Categoría spot

Primer lugar:

JUGANDO A MATAR

Directora: María Antonieta

Prest

Escuela Audiovisual, Santa Cruz

Segundo lugar:

EL DESTRUCTOR

Director: Grupo de Taller de Televisión Noche

Escuela Audiovisión, Santa Cruz

Categoría minidrama

Primer Lugar:

SIN SALIDA

Director: Álvaro Olmos

Universidad Católica Boliviana. Cochabamba

Segundo Lugar:

SOBREVIVIENDO

Directora: Maribel Cruz

Universidad Nacional de Siglo XX. Llallagua

Categoría ficción

a) Largometraje

DESIERTO

b) Cortometraje

Primer lugar

DESIERTO

Segundo Lugar:

MUÑECA DE TRAPO

Directora: Yovinka Arredondo

Uagrm

Menciones especiales

LO MEJOR PARA ÉL

Directores: Andrés y Marcos Chacón

Universidad San Francisco Xavier de Sucre

MUÑECA DE TRAPO

Uagrm. A la actuación de las protagonistas

Categoría videoarte

Primer Lugar:

AGUA NEGADA

Director: Isaac Rivera

Universidad Católica, La Paz

Segundo Lugar:

DESIERTO

Menciones Especiales:

JUEGOS DE NIÑOS

Director: Emersón Guzmán

Diakonía

DISPUTAS

Director: Juan Carlos Callejas

Universidad San Francisco

Xavier de Sucre

Categoría videoclip

Primer Lugar:

DESIERTO

Segundo lugar:

TODOS MIS PEDAZOS

Director: Miguel Canedo

Universidad Católica, La Paz

Mención Especial

THELMA

Director: 5to. Nivel noche

Diakonía

Categoría reportaje

Primer Lugar:

LA FUNCIÓN DEBE CONTINUAR

Director: Grover Magne

Escuela Audiovisión, Santa Cruz

Segundo Lugar:

TAXISTA

Director: Ronald Fessy

Universidad NUR, Santa Cruz

Menciones especiales:

POTOSÍ, DETRÁS DE LA LIMOSNA

Directora: Daniela Chávez

Uagrm

SANTA CRUZ SUBTERRÁNEA

Director: Luis Fernando Mocobono

Uagrm

Categoría documental

Primer Lugar:

ATRÉVETE A VERME

Director: Grupo Ojo Mecánico

Universidad Católica, Cbba.

Segundo Lugar:

DE MENON A ABRAHAM

Directora: Carolina Quiroga

Diakonía, Santa Cruz

Menciones especiales:

DE PIE

Director: David Caballero

Uagrm

Premios especiales

Premio WWF Bolivia a la temática ambiental, Fenavid 2003:

EL DESTRUCTOR

Director: Grupo de Taller de Televisión Noche

Escuela Audiovisión, Santa Cruz

Premio aporte al audiovisual Fenavid 2003:

Jorge Ruiz, documentalista boliviano

Premio a la mejor representación Fenavid 2003:

Escuela Audiovisión de Santa Cruz

Menciones especiales

Diakonía.

Universidad Católica de

Cochabamba

Premio Fenavid 2003

Al mejor trabajo (compartido):

JUGANDO A MATAR

Escuela Audiovisión, Santa Cruz

SIN SALIDA

Universidad Católica Boliviana de Cochabamba




Diario EL DEBER – ESCENAS

Santa Cruz de la Sierra, miércoles 5 de octubre de 2003

0 visualizaciones0 comentarios
bottom of page