top of page

Historia sobre la miseria de las minas ganó el festival de video.

TALENTO. La cinta dirigida por Demetrio Nina destacó entre 60 en competencia.



Darwin Pinto

Después de cinco días de competencia, en la Casa de la Cultura “Raul Otero Reiche” el jurado calificador del Festival nacional de video universitario otorgó el premio mayor “Fenavid 2001”, al documental “Socavón sin salida”, del videasta Demetrio Nina.En la oportunidad se premió también a los ganadores de cada una de las seis categorías que compitieron en esta primera cita del audiovisual universitario.

La fiesta de premiación comenzó a las 19:30 en el frontis de la “Casa” con la actuación de Dragadanza, para luego continuar en la sala de teatro con la proyección de los 18 videos finalistas en las categorías de spots, minidrama, documental, reportajes, video clips y video ficción.


El jurado eligió como gran ganador de la noche, a Demetrio Nina con el documental “Socavón sin salida”, que se adjudicó el primer lugar en su categoría, y el premio mayor Fenavid 2001, dotado de un trofeo y Bs 2.000.

Según el cineasta Marcos Loayza, miembro del jurado, “Socavón sin salida” es una cinta llena de contenido, cuyo director supo conjugar la calidad de la fotografía con la profundidad de un mensaje tan intenso, como real”

“Socavón sin salida”, trata sobre la realidad que padecen los mineros bolivianos en los socavones donde dejan su juventud y su vida por no tener otro destino u otra alternativa de sobrevivencia. En la cinta de 20 minutos de duración, se encuentran frases como: “El diablo y nosotros, somos perdedores que vivíamos juntos bajo tierra. Por eso le queremos y le damos coca y cigarro”.

Para realizar este documental, Demetrio Nina en junio de 2000 alquiló el equipo de filmación con $us 1.200 propios, y con dos compañeros que le ayudaron con el sonido (1 micrófono) y la iluminación (dos reflectores y una batería), se instaló por 45 días en la mina de Kami (Ayopaya, Cochabamba) donde convivió con los mineros en lo más profundo de estas minas de estaño.

“Nosotros y el equipo técnico, nos protegíamos de la humedad y el polvo cubriéndonos con bolsas”, señala Demetrio Nina, un estudiante de 23 años que cursa el cuarto año de Comunicación Social en la UAGRM.Nina, quien se encargó del guion y la cámara en este trabajo, dijo que el objetivo del documental es plasmar la realidad minera en cintas donde los personajes cuentan su propia historia, desde las entrañas de la tierra, con las herramientas en las manos.

“Fueron 20 horas de tomas que se comprimieron en 20 minutos para el trabajo. La charla con mineros te hace reflexionar, son tipos que no tienen dónde ir, y se resignan a su destino”, sostuvo el videasta.Demetrio Nina también se ha adjudicado el primer lugar en los festivales audiovisuales de la Universidad Evangélica 2000 en las categorías: ficción, clip y documental, con las cintas Destinos perdidos, Chicote del perro (Grupo Razzia) y La tercera ola, respectivamente.

En el Festival nacional de cine y video 2000 organizado por Conacine, su cinta, Destino perdido, obtuvo un galardón, lo mismo que en el Encuentro nacional de estudiantes de comunicación en la UPSA 2000, con el documental ecológico “La tercera ola”

 

Realidad del audiovisual boliviano

El jurado de Festival Nacional de Video (Teresa Flores, Miguel Chávez, Marcos Loayza, Jaime Tamaki y Juan Carlos Soto), dio a conocer sus conclusiones sobre la realidad del audiovisual boliviano. El jurado evaluó las 60 cintas provenientes de cinco ciudades del país, que participaron en este evento realizado en la Casa de la Cultura del 4 al 9 de este mes.En sus conclusiones sobre el género periodístico (reportaje, documental y spot), el ente calificador destacó el manejo técnico y temático de las piezas que se presentaron. En cuanto al género dramático (minidrama, video ficción) resaltaron la necesidad de un mayor trabajo de guionización. Por ello recomendaron a las Facultades de Comunicación de Bolivia, que buscan consolidar la producción de video, un mayor apoyo a las iniciativas estudiantiles proporcionando el equipo necesario para aumentar la calidad de la producción audiovisual.



diario EL DEBER – ESCENAS

Santa Cruz de la Sierra, 11 de octubre de 2001

1 visualización0 comentarios
bottom of page